Economía Circular

rotonda en la naturaleza

No hace demasiado tiempo que empecé a oír hablar de Economía Circular.

Cuando me interesé realmente fue en unas conferencias que se hicieron para emprendedores en Palamós. Ahí empecé a investigar y descubrí que había miles de personas y proyectos de sectores diferentes, como la moda, el transporte o la alimentación implantando esta economía, que se basa en que no hay residuos, todo es reaprovechado o rediseñado para darle una nueva vida a los artículos.

Haciendo un símil con  la cadena de los seres vivos sería: El producto se diseña y se crea, da el servicio y vuelve a la cadena de rediseño y producción para volver a ser utilizado.

Así lo explica Nicola Cerantola,  formador y consultor de economía circular, os dejo este vídeo de poco más de un minuto.

«La economía circular es un nuevo paradigma económico inspirado en la naturaleza donde no existe el concepto de residuo. Se basa en el diseño de nuevos productos y servicios que sean capaces de responder a las necesidades humanas sin perjudicar el medio ambiente, un concepto avanzado de sostenibilidad»

 En octubre de 2018 el Parlamento Europeo acordó la prohibición de plásticos de un solo uso, tipo pajitas, palillos de los oídos, platos y cubiertos de plástico.  Hay activistas que dicen que el problema no es el plástico, si no el uso que se le da.

No es lo mismo una familia africana que tiene que ir a buscar agua a kilómetros de su casa y  que sí que necesita tener cubos de plástico, ¡por su puesto!, que los necesita, porque pesan poco y les hace la vida más fácil, que una familia de aquí,  que se va a pasar el día al campo y por la pereza de no fregar,  llena bolsas de plástico con productos de un solo uso. Os voy  a dejar un video muy cortito que explica toda la energía que necesita una cuchara de plástico hasta llegar a nuestra casa.

Por suerte cada vez hay más empresas y proyectos que basan su  economía, de está manera respetuosa con el médio ambiente, son empresas de última tecnología, generando empleos con sueldos justos.

Los consumidores nos hemos vuelto más exigentes, queremos saber, dónde se fabrican los productos que consumimos, quién hace nuestra ropa, quien y cómo cultivan nuestros alimentos.

En el sector de productos  electrónico, se promueve la  reparación siempre que sea posible,  cuando ya no es posible,  descomponerlos y usar las piezas para otros artículos y una vez finalizada la vida del producto vuelve a la fábrica para ser desmontado y reaprovechado de nuevo.

En este sector se fomenta el alquiler de estos productos, también en la moda y en los muebles ya existen negocios que lo están poniendo en marcha.

 La cultura de que todo tiene que ser de propiedad, la tenemos arraigada en el ADN, pero las nuevas generaciones lo ven con otros ojos y les parece fantástico tener el ordenador o el teléfono móvil, la nevera o la tele  de alquiler.

Hasta ahora el fabricar, comprar usar y tirar,  era lo que existía en casi todas los cerebros humanos, aunque siempre ha habido visionarios que nos decían, «que en un planeta finito no podemos consumir como si fuera infinito»

Compariendo un plato de tomates

Comprando con responsabilidad ayudamos a mejorar la salud del planeta. El futuro lo cambiamos nosotros con nuestros actos, para bien o para mal.

Cuando entramos al supermercado y llenamos el cesto con más alimentos de lo que necesitamos, no solo estamos perjudicando nuestra economía, también malgastamos recursos energéticos en la fabricación de esos productos que luego no consumimos y tiramos porque se han caducado.

Comprar en comercios locales es otra forma de Economía Circular. Ayudamos a conseguir pueblos o ciudades más prósperas, consiguiendo una economía de colaboración, los productos de km0 es otra manera de ayudar a que funcionen mejor nuestro entorno y además no contaminamos con los desplazamientos.

escalera de caracol con personas

Antes he dicho que hace relativamente poco que he empezado a oír de Economía Circular, pero en realidad hace bastante más tiempo que vengo oyendo, a nivel más filosófico y místico que los humanos dejaríamos de actuar de forma lineal para hacerlo de manera circular. ¿ Se referiría a la Economía Circular?

1 comentario en “La Economía Circular y el Respeto por la Vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba